Traductor

jueves, 11 de abril de 2013

PINTURA: Javier Ruiz Pérez





JAVIER RUIZ PEREZ

Lo primero que llama la atención de las obras de Javito Ruiz Pérez es su dominio del dibujo.

Uno se lo imagina en la escuela, de niño, llenando los cuadernos con sus dibujos, mientras el maestro explica la reducción al mínimo común denominador o que la suma del cuadrado de los catetos es igual al cuadrado de la hipotenusa. Más adelante, el papel se le hace pequeño y decide dibujar sobre las paredes, los muros, las tapias.

Se hace grafitero. Pero no de esos que empuercan paredes con grafismos carentes de cualquier valor artístico, sino de los artistas de lo que se ha llamado arte urbano, como Banksy, ROA, Dave Kinsey, Kevin Cyr y otros. Cuando decide volver al papel y al lienzo, Javito parece que necesita encontrarse frente a una pared descorchada para que le brote la inspiración. 

Así, primero simula sobre el papel o el lienzo una pared llena de imperfecciones o con una alcayata y después decide colgar sobre esa escarpia unas zapatillas o dibujar una misteriosa figura de mujer cuya cabeza surge del cemento.

En esa transición, no duda en volver a sus antiguas herramientas de trabajo, el spray Montana, para pintar una postal de una pareja frente al mar, que podría perfectamente decorar la fachada de un edifico antiguo de cualquier barrio obrero o de una nave abandonada de un polígono industrial. 

La presencia del muro también se puede ver en el cuadro del un anciano en bañador. Da la impresión de cuadro inacabado, como si antes de terminar la obra, el artista hubiera sido sorprendido por la autoridad competente y hubiera tenido que huir a toda leche con sus bártulos a cuestas, como hacen los “topmanteros”.

El bellísimo cuadro de un señor echando la siesta en el sofá representa la evolución de Javito Ruiz y su maduración como pintor. Mirando este cuadro, me ha recordado algunas de las obras del gran pintor manchego Antonio López. Retratar la realidad tal como es, sin estilizarla ni embellecerla artificialmente. La belleza del cuadro surge de la honestidad del pintor en recrear fielmente lo que ve. Javito Ruiz Pérez: un artista con mucho talento y con una evolución muy prometedora.

Evaristo Torres Olivas