Traductor

sábado, 24 de noviembre de 2012

PINTURA: Vicente Herrero Heca




Holografía-hiperrealismo.Aerografía-dominio técnico. Estilismo-plástica. Claroscuro-virtuosismo.

Estas son algunas de las palabras con las que se puede describir la obra y el estilo personal e intransferible de Vicente Herrero Cáceres-V. HECA.

Pero hay también otras... Alma-objeto. Misterio-enigmas. Espacios-universo. Arte-poesía.

Más allá de los límites de la realidad circunspecta, los objetos inanimados de HECA, se convierten en protagonistas de sus fantásticas composiciones inusualmente ordenadas y repletas, a veces, de sórdidos misterios.

Sus elementos iconográficos parecen estar tácitamente colocados en espera de la curiosa complicidad del espectador atónito que los contempla...


¿Serán acaso, estos objetos reales?... ¿De donde vienen estas asociaciones hiperreales que tan calladamente me inquietan?...¿Pertenecen a otros mundo o sólo al de Vicente Heca?

...."la constante del ser humano consiste en intentar desvelar los misterios de la creación, esta premisa adquiere una especial relevancia cuando quien hace la indagación es en sí mismo un creador, denominación que puede parecernos un tanto presuntuosa pero inherente a aquellos que nos dedicamos al arte."

Cuando hablo de creación, me refiero en todo momento a la doble acepción de esta palabra, la cohesión que existe entre el origen del universo y la más cercana aunque con miles de años de antigüedad que es la producción de la obra de arte.

El artista desde su juventud se siente impulsado, según sea pintor, escultor o músico a representar colores, formas, imágenes, contar historias o hacer sonar notas musicales, esta inquietud, sucede según mi propia experiencia debido a tener desarrolladas ciertas facultades que nos hacen captar longitudes de onda emitidas por objetos o seres desde diferentes puntos del universo, convirtiéndonos así más que en creadores en receptores-transmisores de estas ondas, plasmándolas en nuestras obras y ofreciéndolas a la consideración del publico que al profundizar en el significado de los objetos-símbolos y descubrir y descifrar el mensaje de forma personal y diferente al artista, el espectador se transforma en el verdadero creador.

VICENTE HERRERO (HECA)